Estudio del armazón arquitectónico y del sistema vascular de los tumores neuroblásticos

Loading...
Thumbnail Image
Publication date
2015
Reading date
16-01-2015
Journal Title
Journal ISSN
Volume Title
Publisher
Metrics
Export
Abstract
Los pacientes con tumores neuroblásticos presentan una evolución clínica heterogénea, desde la regresión espontánea hasta una alta propensión para la diseminación metastática generalizada. Aunque la aplicación de una clasificación de riesgo pre-tratamiento bien definida tiene un papel central en la mejora de la supervivencia durante los últimos años, han de llevarse a cabo más avances para mejorar la superviencia de los pacientes en general y específicamente el subgrupo de pacientes de alto riesgo. El estudio morfológico del tejido tumoral está contribuyendo a dicha mejora. La categoría histológica o el porcentaje de estroma tumoral, así como el grado de diferenciación de las células neuroblásticas, determinadas por el patólogo con el microscopio óptico, son factores con un papel importante en el diagnóstico y el pronóstico de los pacientes. Actualmente, dada la relevancia de la matriz extracelular tumoral en la biotensegridad y la mecanotransducción, su arquitectura y la topología de sus elementos, así como su interacción están siendo cada vez más considerados. Su cuantificación y caracterización con técnicas de imagen microscópicas empiezan a ser utilizadas. Nuestra hipótesis es que el destino de una célula tumoral neuroblástica es complejo y entre otros factores, está determinado por las características de un grupo de elementos estructurales no celulares de la matriz extracelular. Además pensamos que aplicando los patrones derivados del análisis morfométrico de estos elementos y asociandolos al impacto de los factores pronósticos conocidos, se mejorará la supervivencia de los pacientes. Nuestro objetivo es el desarrollo de técnicas morfométricas para caracterizar distintos elementos del andamiaje de la matriz extracelular y de la vascularización con el fin de encontrar usos potenciales como nuevos marcadores con valor pronóstico para mejorar la estratificación de los pacientes, o como dianas terapéuticas para ser capaces de remodelar los elementos aberrantes del andamiaje tisular, incluyendo la microvascularización. Hemos construido 19 micromatrices de tejido incluyendo más de 500 neuroblastomas, que fueron teñidos con alzul alcián a pH 2,5, Gomori, tricrómico de Masson, orceína y anti-CD31 para glicosaminoglicanos, fibras de reticulina, fibras de colágeno tipo I, fibras elásticas y vasos sanguíneos, respectivamente. Las laminillas fueron digitalizadas con un escáner de preparaciones y distintos algoritmos de análisis de imagen fueron diseñados o personalizados para detectar y caracterizar la cantidad, el tamaño y la forma de los distintos elementos estudiados de la matriz extracelular. Estos parámetros se relacionaron con los distintos subgrupos de neuroblastoma, teniendo en cuenta varias características clínicas, histopatológicas y genéticas. Los resultados obtenidos mostraron que las fibras de reticulina eran los componentes mayoritarios del andamiaje fibroso y que la abundancia y arquitectura de la microvascularización era relevante para el pronóstico de los niños con neuroblastoma. Una matriz extracelular rígida y poco porosa con vasos sanguíneos con luces irregulares se detectó principalmente en tumores pertenecientes a pacientes con pronóstico desfavorable. Un subgrupo de la cohorte de alto riesgo con muy mala supervivencia pudo ser definido por variables morfométricas de las fibras de reticulina y de los vasos sanguíneos. Concretamente, las muestras con un mayores áreas ocupadas tanto por fibras de reticulina formando grandes redes entrecruzadas, ramificadas y de organización compleja, como por vasos sanguíneos, junto con capilares y vasos tipo sinusoide de forma irregular y vénulas y arteriolas dilatas, estaban asociadas a un pronóstico muy desfavorable. En esta cohorte, las células con amplificación del gen MYCN conllevaron cambios topológicos detectables en relación a las fibras de reticulina y los vasos sanguíneos. Podemos concluir que es possible y conveniente cuantificar la sustancia fundamental, caracterizar el andamiaje fibroso y el sistema vascular de los tumors neuroblásticos gracias al análisis morfométrico de imágenes microscópicas. Algunas de las características morfométricas relaciondas con los distintos elementos de la matriz extracelular estudiados podrían ser usadas como ayuda diagnóstica del grupo de pacientes con riesgo ultra alto, tras estudiar una mayor cohorte. Los resultados obtenidos sugieren la necesidad de realizar trabajos multidisciplinarios para integrar de estos estudios a nivel internacional y que la información morfométrica de los elementos de la matriz extracelular, incluyendo el sistema vascular, pueda ser utilizada para una terapia basada en la mecanotransducción.
Description
Bibliographic reference