Estudio de la eficacia de la plicatura del tendón cantal lateral con anclaje en Y en el síndrome del ojo seco evaporativo
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Estudio de la eficacia de la plicatura del tendón cantal lateral con anclaje en Y en el síndrome del ojo seco evaporativo

DSpace Repository

Estudio de la eficacia de la plicatura del tendón cantal lateral con anclaje en Y en el síndrome del ojo seco evaporativo

Show simple item record

dc.contributor.advisor Ortega Serrano, Joaquín
dc.contributor.advisor Tomás Torrent, Juan Miguel
dc.contributor.author Ortega-Evangelio, Leticia
dc.contributor.other Departament de Cirurgia es_ES
dc.date.accessioned 2018-11-05T08:37:15Z
dc.date.available 2019-08-03T04:45:04Z
dc.date.issued 2018 es_ES
dc.date.submitted 09-11-2018 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/67835
dc.description.abstract INTRODUCCIÓN El síndrome de ojo seco (SOS) es una patología muy prevalente que afecta a la calidad de vida de los pacientes. El manejo terapéutico del SOS es complejo y varía en función del subtipo de SOS que se esté tratando. No se ha demostrado hasta el momento ninguna técnica quirúrgica que cure aquellos SOS por malposición palpebral de causa intrínseca. HIPÓTESIS, MATERIAL Y MÉTODOS La hipótesis del estudio es que la plicatura del tendón cantal lateral con anclaje en Y es eficaz en el tratamiento del SOS evaporativo de causa intrínseca. Se ha realizado un estudio prospectivo de casos y controles en el que se han reclutado en el periodo de tiempo existente entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017 en el Hospital Universitario de la Ribera 20 pacientes y 40 ojos de los cuales hay 20 casos y 20 controles. Para el diagnóstico, seguimiento y posterior estudio de la eficacia de la técnica empleada se estudiaron; presencia o no de algunas entidades clínicas, la agudeza visual corregida (AVC), el BUT, la altura del menisco lagrimal, la osmolaridad lagrimal, el test de Schirmer, la tinción corneal y el OSDI. Posteriormente se realizaba la plicatura del TCL-AY y un mes después se volvían a estudiar las variables estudiadas para así poder valorar si había cambios estadísticamente significativos tras la cirugía. Se puede concluir que la PTCL-AY es una técnica quirúrgica muy útil en el SOS evaporativo por malposición palpebral consiguiendo la remisión o disminución de los síntomas que acompañan dicho cuadro, que los pacientes operados con esta técnica consiguen una mejoría significativa de su calidad de vida como se demuestra con el OSDI, que la mejoría realizada por esta técnica en los pacientes que sufren el SOS se ha podido objetivar a través del BUT, menisco lagrimal y tinción corneal y, por último, que la osmolaridad de la lágrima no ha resultado de utilidad en el diagnóstico del SOS por malposición palpebral ni para el seguimiento de los pacientes operados con la técnica estudiada. DISCUSIÓN El estudio está enfocado para comprobar la eficacia de la PTCL-AY en el SOS, sin embargo destaca que el síntoma prínceps por el que acuden estos pacientes a la consulta es por una epífora. Dicha epífora es por un lado la causa del SOS debido a una malposición palpebral (desinserción del TCL), ya que por ella se pierde la lágrima a causa de una dinámica palpebral alterada, pero por otro lado es también consecuencia del SOS que ella misma provoca, puesto que mediante el arco reflejo que ocasiona la sequedad ocular se aumenta la producción de lágrima. Por lo que este síntoma también nos guía en la evolución y eficacia de la técnica quirúrgica. En cuanto a las pruebas diagnósticas empleadas en el estudio tras el análisis de los resultados se demuestra que el BUT y el OSDI son pruebas muy útiles tanto para el diagnóstico como para el seguimiento. La AVC también aporta información en el seguimiento, si bien es cierto que no es específica para el diagnóstico de SOS. Por otro lado el test de Schirmer queda patente como en otros muchos estudios que es muy útil para distinguir entre SOS acuodeficiente y evaporativo, ya que en todos nuestros pacientes era normal, tanto antes como después del tratamiento, descartando por tanto una disminución en la producción lagrimal. En cuanto a la medición de la osmolaridad lagrimal, según los resultados obtenidos en nuestro estudio, podemos concluir que no es una técnica útil para el diagnóstico o seguimiento del SOS por malposición palpebral. Por otro lado se ha comprobado que la PTCL-AY tanto en la teoría como en la práctica es eficaz como tratamiento de un tipo de SOS. Para obtener el resultado deseado es fundamental conocer las indicaciones de esta medida terapéutica, ya que esta técnica quirúrgica funciona cuando se aplica en pacientes con una desinserción del TCL, siendo ésta la causante del ojo seco del paciente. Por lo que se remarca la importancia de considerar esta entidad (desinserción del TCL) en el momento del diagnóstico y clasificación del SOS , así como la importancia de realizar el tratamiento más adecuado, que en este caso sería realizar la PTCL-AY en aquellos pacientes que cumplen los criterios diagnósticos tanto de ojo seco (BUT, OSDI, menisco lagrimal) como de desinserción del TCL (“BLICK mnemonic”). Por otro lado cabe mencionar que dadas las características clínicas presentadas por estos pacientes, con ciertas diferencias con respecto a los otros tipos de ojo seco evaporativo, como son la ausencia de hiperosmolaridad y de tinción corneal, planteamos la posibilidad de una nueva reagrupación o clasificación del SOS. En esta nueva clasificación retiraríamos el SOS por desinserción del TCL (actualmente englobado dentro del SOS por malposición palpebral) del SOS evaporativo, puesto que no comparte los signos clínicos con el resto de entidades que se encuentran en este grupo. Por lo que se propone que el SOS por malposición palpebral por desinserción del TCL forme un nuevo grupo independiente junto con el SOS acuodeficiente y el SOS evaporativo. En lo que respecta a las variable estudiadas antes y después de la cirugía se concluye que el BUT mejora de manera significativa tras la intervención ya que actuamos sobre el reservorio o depósito de lágrima, con la cirugía conseguimos contener dicha lagrima e impedir su pérdida por rebosamiento gracias a la correcta posición del canto externo y por consiguiente a la adecuada dinámica palpebral. Esto condiciona un mayor BUT y una mejoría en la estabilidad de la película lagrimal. La AVC mejora, lo cual es esperable ya que la película lagrimal juega un papel importante en la visión y la calidad de ésta, por lo que si mejora el BUT y la hidratación corneal es lógico que la AV mejore en consecuencia. En cuanto al OSDI Se observa una clarísima mejoría en los ojos operados y los pacientes lo reflejan en este cuestionario que evalúa la calidad de vida en función del ojo seco. Son pacientes que antes de la operación presentan gran cantidad de síntomas causados por la sequedad ocular, tras la cirugía dichos síntomas disminuyen significativamente y algunos de ellos incluso desaparecen obteniendo una alta satisfacción por parte del paciente. Como se ha mencionado antes, si el BUT aumenta y hay un mayor reservorio de lágrima, la hidratación y lubricación corneal mejora y con ello mejoran los síntomas que derivaban de la sequedad. La tinción corneal , aunque no era una constante en todos los ojos de la muestra sí que se consiguió una reducción significativa tras la cirugía en los casos afectados, lo cual apoya la eficacia de la técnica y se justifica de la misma forma que el BUT, pues al presentar mayor cantidad de lágrima la superficie corneal se encontrará más lubricada y por tanto disminuye el riesgo de queratopatía. CONCLUSIONES • La PTCL-AY resulta una técnica quirúrgica muy útil en el SOS evaporativo por malposición palpebral consiguiendo la remisión o disminución de los síntomas que acompañan dicho cuadro. • Los pacientes operados con esta técnica consiguen una mejoría significativa de su calidad de vida como se demuestra con la aplicación de los cuestionarios homologados para su estudio. • La mejoría realizada por esta técnica en los pacientes que sufren el SOS se ha podido objetivar a través de las variaciones postoperatorias presentadas por los test habitualmente empleados para esta patología; BUT, menisco lagrimal y tinción corneal. • El test de Schirmer no varía en los pacientes que presentan este tipo de SOS por lo que no resulta aconsejable en el seguimiento de esta patología. • La osmolaridad de la lágrima no ha resultado de utilidad en el diagnóstico del SOS por malposición palpebral ni para el seguimiento de los pacientes operados con la técnica estudiada. • El corto número de pacientes incluidos en la muestra no nos ha permitido correlacionar los resultados postoperatorios con la presencia de variables anatómicas que influyen en la aparición del SOS. • Se considera finalmente que la PTCL-AY constituye una técnica quirúrgica fácil, reproducible y efectiva para el tratamiento del SOS por malposición palpebral. Dados los efectos beneficiosos de esta técnica se considera necesario seguir investigando sobre los resultados a largo plazo y aumentar el número de pacientes para poder considerarlo como técnica de elección el tratamiento del SOS por malposición palpebral. es_ES
dc.format.extent 92 p. es_ES
dc.language.iso es es_ES
dc.subject Ojo seco es_ES
dc.subject plicatura es_ES
dc.subject tendon cantal lateral es_ES
dc.subject ocular surface disease index es_ES
dc.title Estudio de la eficacia de la plicatura del tendón cantal lateral con anclaje en Y en el síndrome del ojo seco evaporativo es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.subject.unesco UNESCO::CIENCIAS MÉDICAS es_ES
dc.embargo.terms 9 months es_ES

View       (54.51Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics