Estudio de las actitudes de los odonto-estomatólogos ante una nueva enfermedad infecto-contagiosa
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Estudio de las actitudes de los odonto-estomatólogos ante una nueva enfermedad infecto-contagiosa

DSpace Repository

Estudio de las actitudes de los odonto-estomatólogos ante una nueva enfermedad infecto-contagiosa

Show simple item record

dc.contributor.advisor Rojo Moreno, Juan
dc.contributor.advisor Faus Llácer, Vicente
dc.contributor.author Valdemoro García, Carlota
dc.contributor.other Facultat de Medicina i Odontologia es_ES
dc.date.accessioned 2014-09-18T11:44:01Z
dc.date.available 2014-09-19T06:10:03Z
dc.date.issued 1996
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/38812
dc.description.abstract Resulta muy difícil enfocar la normalidad desde un criterio operativo, pragmático y no excluyente para el individuo. Se puede destacar, en principio, que lo anormal no es necesariamente patológico y mas bien viene marcado por la desviación media de la norma correspondiente a la totalidad del grupo de referencia. Lo normal se delimita desde el ámbito de la esfera sociocultural y únicamente indica una adaptación adecuada al contexto social. De ahí que lo anormal puede ser patológico, doloroso e inadaptado, pero, en ocasiones, puede resultar sano, asintomático o adaptado. La naturaleza de un fenómeno o conducta como patológicos no viene dada por su anormalidad o desvío de la norma, sino porque, bajo tal fenómeno o conducta, subyacen mecanismos que comportan al sujeto una restricción de su libertad (entendida como forma de enriquecimiento existencial que mejore las relaciones humanas intro e intrapersonales). Lo enfermo, sólo supone un caso especial de lo anormal, donde lo significativo debe ser referido a la relación sujeto-objeto y no a la situación estadística o sociológica. Así la enfermedad adquiere un carácter personal y existencial. Se plantea la cuestión de si existen sociedades sanas frente a sociedades enfermas. Escuelas sociológicas y algunas orientaciones medicas han llevado a cabo una fusión de individuo y sociedad de tal manera que no se diferencia cualitativamente la enfermedad personal de la enfermedad como un problema social, y se diluye el trastorno individual en la alienación colectiva sin que medien diferencias esenciales de naturaleza. El hecho de que existan sociedades más sanas que otras, debe de permitir mantener la conveniente distancia entre la patología personal y la social, ya que la primera se estructura en base a factores culturales, pero también psicológicos, biológicos, lo que le confiere una diferencia respecto a la alienación colectiva. En el terreno de los trastornos infecciosos es donde la asimilación de lo personal y lo social es más peligrosa, pues puede llevar a una simplificación de la enfermedad bajo la cubierta del reduccionismo social. es_ES
dc.format.extent 306 p. es_ES
dc.language.iso es es_ES
dc.title Estudio de las actitudes de los odonto-estomatólogos ante una nueva enfermedad infecto-contagiosa es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.subject.unesco UNESCO::CIENCIAS MÉDICAS es_ES
dc.embargo.terms 0 days es_ES

View       (22.26Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics