Del silencio a la voz : Joaquín López Maestro de Capilla de la Catedral de Orihuela (1785-1813)
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Del silencio a la voz : Joaquín López Maestro de Capilla de la Catedral de Orihuela (1785-1813)

DSpace Repository

Del silencio a la voz : Joaquín López Maestro de Capilla de la Catedral de Orihuela (1785-1813)

Show simple item record

dc.contributor.advisor Gimeno Blay, Francisco M.
dc.contributor.author Pérez Berná, Pedro
dc.contributor.other Departament de Història de l'Antiguitat i la Cultura Escrita es_ES
dc.date.accessioned 2014-01-31T11:54:05Z
dc.date.available 2014-02-01T07:10:03Z
dc.date.issued 2014
dc.date.submitted 30-01-2014 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/32687
dc.description.abstract Leyendo el catálogo musical del Archivo de la Catedral de Orihuela destaca especialmente la obra del Maestro de Capilla Joaquín López. Custodia este Archivo la obra musical de Joaquín López quien ejerció su magisterio desde el año 1785 al año 1813. Su obra resulta sumamente destacable tanto por su calidad como por el volumen de su catálogo. Este compositor no ha sido estudiado ni existe trabajo o edición alguna de sus obras. Por ello decidí estudiar, analizar ,conocer y saber todo cuanto había de este compositor en la Catedral Oriolana. Y si me lo permiten, volver a poner sonido y voz a la ingente obra de este gran Maestro de Capilla. Autor de más de 209 obras: 143 obras catalogadas durante su Magisterio en Orihuela. Siendo la mayoría de estas obras a doble coro con solistas, y una orquestación para orquesta sinfónica clásica con instrumentos de viento. Teniendo en cuenta estos datos podemos hacernos una idea de la envergadura de su creación musical. Resulta necesario preguntarse cómo era posible disponer de una plantilla orquestal de tales dimensiones, capaz de interpretar esta música que requiere un alto grado de profesionalidad artística. La plantilla de músicos profesionales de la Capilla oriolana estaba formada por un coro con 24 cantantes y una orquesta de 15 músicos más dos organistas, uno para doblar a cada coro. La distribución orquestal presentaba la siguiente composición: 2 violines, 2 violas y contrabajo; 2 oboes, 2 flautas, 2 trompas, 2 clarinetes y 2 fagotes. Para responder a esta cuestión: cómo mantener un conjunto orquestal de tales características. He dedicado una parte de mi trabajo, estudiar los recursos económicos, sociales y estructurales del funcionamiento de la Catedral de Orihuela, que propiciaban un nivel artístico musical tan elevado. Razón por la cual se ha considerado necesario estudiar el funcionamiento de la Catedral: Los órganos de gobierno del Cabildo, las Instituciones económicas de la Catedral y las funciones que realizan. El ceremonial y el calendario litúrgico, así como la situación coyuntural y el entorno físico y social para el que se creaban estas obras musicales. Para recuperar la voz, el sonido, la música de Joaquín López es necesario la transcripción y análisis de sus obras. Hemos elegido dos momentos clave de su producción: el primero, sus dos primeros años en la sede oriolana, de estos dos años se conservan 20 obras; y el otro, el año 1800, año que compone 11 obras. Estos son los dos momentos de máxima producción compositiva de Joaquín López: 1785 y 1800. Toda su obra muestra una perfecta simbiosis de las dos principales corrientes estilísticas y compositivas de su tiempo: clasicismo italiano por una lado, como pone de relieve la comparación entre el número tres Quae morebat del Stabat Mater de Luigi Boccherini , músico de la Corte española, impreso en Padua el año 1781, por el editor Zariboni. Con el motete de Joaquín López Dixit Dominus. Y en la otra corriente compositiva: el clasicismo vienés. Véase el Magnificat de nuestro Maestro de Capilla y consulte la Misa brevis en Fa mayor de Mozart o cualquiera de sus obras litúrgicas, editadas en Schirmer editores, Londres. Ante la cantidad de obras de su catálogo, la gran variedad de textos a los que pone música, me he centrado en una temática concreta presente a lo largo de todos los años de su Magisterio: los motetes latinos al Santísimo Sacramento. Además para dar una visión más global de su obra se han transcrito y analizado una Misa, una Letanía a la Virgen y un villancico. Las obras transcritas son: Magnificat a5 solo de tiple 1785, Oquam suavis est Domine a8 de 1786, O sacrum a8 de 1786, Gustate et videte a6 tiple y tenor de 1786, Ego sum panis vivus a5 tiple de 1786, Dixit Dominus a8 Salmo de 1788, Panis angelicus tiple y contralto de 1800, Lauda Sion salvatorem a5 de 1800, Laudate Dominum de caelis a4 y a8 de 1800, Letanía de la Virgen a8, Misa a4 y a8, Bélico armonioso (villancico) a8 de 1798. Hay que añadir a tan extensa obra su Tratado de Contrapunto para ilustrar no solo sus cualidades pedagógicas en la enseñanza musical, sino su preocupación por formar a los músicos. Por ello he dedicado un espacio a todos los músicos formados bajo el Magisterio de Joaquín López que encuentran plaza en otras Capillas, gracias al nivel obtenido en esta Capilla y exigido por Joaquín López, llegan incluso a ser Maestros de Capilla de otras Catedrales. Es difícil comprender como un compositor de tan alto nivel ha permanecido en silencio. Les hablaré de él: -La primera referencia documental sobre Joaquín López Gonzálvez la encontramos en las Actas Capitulares de la Catedral de Cuenca del año 1762. Se dice de Joaquín López: “Es natural de Bolliga, Cuenca, de 9 años y de colegio 8 meses. Tiene buena voz y buenos principios de música”. Así podemos fijar la fecha de su nacimiento el año 1753. -En el año 1768 ,a los 15 años concluye su formación en la Catedral de Cuenca donde es acogido como acólito pasando posteriormente a la Catedral de Valencia. -A los 28 años es nombrado Maestro de Capilla en Segorbe, el 26 de enero de 1781 sucediendo en el cargo a Vicente Olmos. Estando en Segorbe a los 30 años de edad es ordenado presbítero. Como alumno de Joaquín López citaremos a José Morata. En el archivo de Segorbe se guardan 45 obras suyas: 2 Misas, 20 salmos, 1 lamentación, 1 himno, 1 cántico y 14 villancicos. -A la edad de 32 años accede a ser Maestro de Capilla de la Catedral de Orihuela por oposición. Se celebró la oposición en la ciudad de Elche y duró del día 15 al día 18 de abril de 1785. - En aquel tiempo, D. José Tormo Julia era el obispo de la diócesis de Orihuela, propone para la plaza de Maestro de Capilla de Orihuela a Joaquín López ,a pesar de haber quedado segundo en su oposición. Probablemente pesara en esta decisión las recomendaciones favorables de su estancia como Maestro de Capilla de Segorbe y serle persona conocida. D. José Tormo antes de su nombramiento como Obispo de Orihuela por parte de Clemente XIII, ocupaba el cargo de Rector Auxiliar de la Universidad de Valencia y Canónigo de la Metropolitana. -El día 19 de septiembre de este año 1785, el Cabildo de la Catedral de Orihuela recibe carta de Joaquín López donde participa al Ilustre Cabildo haberle agraciado con la media ración de esta Santa Iglesia, afecta al Magisterio de Capilla. El Cabildo le responde dándole la enhorabuena. -El 3 de octubre llega Joaquín López por fin a Orihuela y presenta la Real Cédula de su Majestad de la media ración de la Santa Iglesia Catedral afecta al Magisterio de Capilla. -Cuatro días después, el 7 de octubre, Joaquín López toma posesión de la referida media ración, entrando en la Sala Capitular, prestando el juramento en manos y poder de D. Pedro Albornoz y Cebrián, Dignidad de Chantre, canónigo de esta Santa Iglesia y Presidente del Cabildo. Sele asignó la décima silla del coro bajo y lado derecho de esta Santa Iglesia. Siendo testigos D. Jaime García, segundo maestro de ceremonias y D. Francisco de los Ríos, sacristán mayor de la expresada Santa Iglesia de Orihuela. - Las obligaciones del Maestro de Capilla son: ocuparse de los infantillos, enseñar, ensayar, arreglar y preparar la música de la Catedral y crear música nueva, sólo por obligación cuando el Cabildo lo requiriese, para ello se le daban días de ausencia todos los años normalmente en el mes de noviembre para componer los villancicos de Navidad. Por todo esta labor recibe de la Fábrica de la Catedral un salario de 60 libras, menos el año 1791 que solo recibe 30 libras. En 1798 lo suben a 81 libras y a partir de 1799, 100 libras. De la Mensa del Cabildo recibe una porción afecta a la Media Ración en que se dividió la Capellanía Real unida al Magisterio de Capilla, cantidad variable según las cosechas y los impuestos recogidos y recaudados por el Cabildo cada año. - La única vez que Joaquín López abandonará Orihuela es en el año 1790 por desavenencias con el Cabildo. En el año 1789 se pone de manifiesto la tirantez existente entre la música novedosa de Joaquín López y sus nuevas ideas frente a las del Cabildo. El detonante es el comportamiento de los infantillos. Joaquín López desde Madrid informa al Deán que con fecha del día 15 de marzo ha tomado posesión del Magisterio del Real Convento de la Encarnación en Madrid. Tres meses después, por mediación del Obispo que reprende al Cabildo, tomando partido e interés por la música de Joaquín López, éste vuelve a ocupar su puesto hasta el final de sus días. Consigue que otra persona se encargue de la atención a los infantillos. De hecho la idea de futuro para la Capilla Musical era brillante. Si la pudiera haber llevado a cabo de no haberse precipitado la guerra de la Independencia y sus posteriores consecuencias económico-sociales, estaríamos ante una estructura de Capilla totalmente desarrollada y muy práctica, su composición sería un profesor para cada una de las cotas de infantillos, más otro que se encargaba de su educación extra musical, esto asegura como ha ido apareciendo en las notas relacionadas con los infantillos, la satisfacción mostrada por el Maestro de Capilla, ante la educación y preparación de los infantillos, causa pendiente desde la creación de la Capilla. Tener una escuela de músicos muy bien preparados, auguraba una calidad indiscutible y un gran futuro a la Capilla Musical. El único año que no compone es el año 1808 por la epidemia de fiebre amarilla y la guerra de la Independencia. Muchas son las referencias que en las Actas aparecen sobre los efectos de la guerra. Joaquín López da muestras de una gran entereza manteniéndose firme y manteniendo viva la Capilla musical. Motivando y manteniendo la moral del pueblo con interpretaciones musicales. Teniendo en cuenta que todos los sacerdotes participan de forma activa en la defensa, incluso haciendo guardia en las puertas de la ciudad, armando y pagando con la plata de la Catedral a un batallón de soldados, dando alojamiento en dependencias de la Iglesia a los desplazados de la guerra, cuidando a los niños y niñas huérfanas. Tratando de mantener correo continuo con las Cortes Nacionales. Sin embargo es muy posible que los efectos de la guerra y la devastadora peste fuera el motivo de su muerte. -Sobre su defunción. La última obra datada de Joaquín López es del año 1810, un villancico a 8, titulado Jerarquías celestiales. La última referencia en las Actas Capitulares sobre nuestro Maestro de Capilla todavía en funciones es del 24 de julio de 1811. Asiste como examinador para cubrir una plaza de violonchelo. Seis meses después. En las Actas Capitulares del día 23 de enero de 1812 se manda ocupar la plaza de Maestro de Capilla de Joaquín López de forma interina por un miembro de la Capilla: Pedro Manobens, voz de bajo. Hasta que se nombre Maestro de Capilla. Esto significa que debió caer enfermo y el Cabildo no tenía esperanzas en su recuperación y que volviera a ejercer. O que ha fallecido. Un año después en marzo de 1813, su hermana lleva sus obras a la Catedral, en lo que puede parecer una de sus últimas voluntades. Puesto que las obras compuestas por los Maestros de Capilla en la Catedral de Orihuela pertenecían a sus creadores, siempre y cuando no fueran fruto de un encargo del Cabildo. Por todo ello pienso que probablemente la muerte de Joaquín López se deba a la epidemia de peste que comienza en el año 1811. De ahí que angustiado el Cabildo ante tantas muertes en el entorno catedralicio, no otorgue mayor importancia a la de Joaquín López. Su defunción tuvo que ocurrir durante el año 1812. Con la finalidad de conocer el día a día de la vida de Joaquín López y de su instrumento: la Capilla de Música de la Catedral de Orihuela, he recurrido a las siguientes fuentes: Libros de Actas Capitulares de la Catedral de Orihuela, Diccionario Primero y Segundo Histórico de Acuerdos. Manual del Archivero de José de Alenda, 1607. Libro Verde o MANUAL E INSTRUCCION DE LAS COSAS QUE EL SACRISTAN MAYOR, Y LOS OTROS SACRISTANES, Y CAMPANERO, DEVEN OBSERVAR Y GUARDAR, copiado después de 1714. Libro de Obras pías (legados y testamentos), Bula de Fundación, Libro de Estatutos, Libros de Fábrica, Libro de la Cofradía de San Pedro y San Pablo, y los documentos notariales de Orihuela del año 1785 a 1815. (El libro de Mayordomía no ha llegado a nuestros días, sólo algunas hojas sueltas que se cree que pertenezcan a esta función). No hay más allá de las Actas transcritas en este estudio, ningún documento escrito, ni acta notarial, ni de ningún otro tipo donde aparezca Joaquín López más allá de sus partituras. es_ES
dc.format.extent 842 p. es_ES
dc.language.iso es es_ES
dc.title Del silencio a la voz : Joaquín López Maestro de Capilla de la Catedral de Orihuela (1785-1813) es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.subject.unesco UNESCO::CIENCIAS DE LAS ARTES Y LAS LETRAS es_ES
dc.embargo.terms 0 days es_ES

View       (19.46Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics