Estudio clínico del linfoma no Hodgkin con 18F-FDG PET
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Estudio clínico del linfoma no Hodgkin con 18F-FDG PET

DSpace Repository

Estudio clínico del linfoma no Hodgkin con 18F-FDG PET

Show simple item record

dc.contributor.advisor Mateo Navarro, Antonio es_ES
dc.contributor.author Cozar Santiago, Mª del Puig es_ES
dc.contributor.other Universitat de València. Departament de Medicina es_ES
dc.date.accessioned 2012-04-02T15:40:01Z
dc.date.available 2012-04-02T15:40:01Z
dc.date.issued 2011 es_ES
dc.date.submitted 2011-05-08 es_ES
dc.identifier.isbn 9788437082004 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10803/78989 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/23301
dc.description.abstract Introducción: La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) registra la radiación electromagnética procedente de la aniquilación en la misma línea de respuesta de los positrones con los electrones. Deben alcanzar el detector en un tiempo determinado (ventana de coincidencia) del orden de los nanosegundos. El trazador a utilizar en la fluorodesoxiglucosa que se introduce en la célula tumoral, gracias al aumento de sus procesos glicolíticos, donde sufre atrapamiento celular. Hipótesis: Establecemos como hipótesis de trabajo el que no existe una optimización de la técnica PET en el estudio del Linfoma No Hodgkin (LNH) y por tanto se está dando un manejo insatisfactorio del paciente afecto de esta enfermedad. Una hipótesis que avalamos con tres supuestos: - Por el extenso proceso por el que ha pasado la técnica hasta su competa instauración en la práctica clínica diaria. Por parte de la AETS (Agencia Evaluadora de Tecnologías Sanitarias) hasta haber quedado abierta para toda la oncología sin ningún tipo de restricciones, proceso necesario pero que por otro lado ha limitado la realización de los estudios. - Por la complejidad del linfoma no Hodgkin, la variabilidad de su histología y los distintos comportamientos con respecto a la PET todavía en vías de conocimiento. - Y en tercer lugar por la falta de accesibilidad a la técnica. En el estudio de extensión de la enfermedad pensamos que no es correcto un estadiaje guiado por criterios morfológicos (que podrían estar infra o supraestadificando la enfermedad con los supuestos cambios de manejo que esto supondría) incluyendo aquí que estos mismos criterios no son suficientes para la determinación de enfermedad esplénica y ósea; en la valoración de respuesta precoz y completa la valoración guiada por criterios funcionales que aporta la PET podría condicionar la actuación clínica en el campo de la terapia y serviría como factor pronóstico de la enfermedad. Y en el seguimiento la PET podría aportar datos relevantes en lo que al seguimiento de estos pacientes supone y pensamos podría determinar recaídas de forma precoz dado que los cambios funcionales preceden a los morfológicos. Objetivo: Se plantea como objetivo la valoración de la PET con respecto a las técnicas morfológicas y la identificación de aspectos funcionales como factores pronósticos y para el seguimiento de los mismos. Material y métodos: Se obtiene una muestra de 145 pacientes y se les realiza PET de extensión, de valoración de respuesta precoz y completa y de seguimiento. Resultados: Obtenemos valores de sensibilidad de la PET superior a la TAC en los distintos estadios, con mayor discordancia en los estudio de extensión en estadio I (la PET detecta más enfermedad) y IV (la PET es más sensible en la detección de afectación ósea). Valoramos la PET de respuesta precoz y el SUV máximo calculado en el mismo obteniendo menores cifras de SUV en los que responderán al tratamiento, con respecto a los que no lo harán. Se establece la posible correlación del SUV con otras variables (glucemia, LDH, dosis e IPI) no obteniendo resultados significativos. Se propone un algoritmo con el fin de incluirlo en las guías de manejo de esta enfermedad. Conclusiones: La PET todavía no está completamente implantada en el campo de la actuación clínica del manejo del paciente con LNH. Establecemos un algoritmo para su correcto manejo. La PET es superior a la TAC para el estadiaje y el seguimiento posterior del mismo. Descartamos el uso del galio para la valoración de esta enfermedad. La PET de valoración de respuesta precoz tras dos-tres ciclos podría tener un valor pronóstico de la enfermedad. es_ES
dc.description.abstract Our hypothesis is that there isn’t an optimization in the use of PET in patient with non-Hodgkin’s lymphoma, so the management is not as good as should be. Morphological staging isn’t the best method, so we need functional factors that may change clinic and therapeutic decisions. Splenic and bone disease may be evaluated better with PET than CT. Follow up guided by these functional findings may identify early relapse. Aim: to evaluate the use of PET in patient with non-Hodgkin’s lymphoma and to compare this technique with other morphological techniques. To evaluate some functional findings in order to use them as prognostic factors. Material and methods: We evaluate 145 patients (80 male, 65 female). All patients have PET scan studies performed at diagnosis, during treatment (after two or three cycles), at the end of therapy and after six-twelve months. SUVs interim were calculated to compare patients that will achieve complete response with those that will not. Results: PET sensibility was superior to CT in different stages with more disagreement in the first stage where PET shows more disease than CT, and in the fourth stage due to PET is more sensible than CT in detecting bone infiltration. SUVs interim were lower in patients that will achieve complete response after finishing treatment than those that will not. We assess a possible correlation between SUV and other variables (glucose, LDH, IPI) without any significance. We proposed an algorithm for management of these patients to include it in LNH´s guidelines. Conclusions: PET is not yet well established in LNH´s management. We establish an algorithm to perform it. PET is superior to CT to stage and follow these patients. Gallium is ruled out to evaluate this disease. PET interim after two or three cycles may be a good outcome predictor; PET may improve patient management by signalling the need for early therapy change in non-responders to avoid ineffective therapies. es_ES
dc.format.extent 199 p. es_ES
dc.language spa es_ES
dc.subject Medicina es_ES
dc.title Estudio clínico del linfoma no Hodgkin con 18F-FDG PET es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/publishedVersion es_ES

View       (3.225Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics