La idea de sujeto en la ética del discurso de Kart-Otto Apel aplicada al problema de las directrices anticipadas en el ámbito de la ética biomédica.
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

La idea de sujeto en la ética del discurso de Kart-Otto Apel aplicada al problema de las directrices anticipadas en el ámbito de la ética biomédica.

DSpace Repository

La idea de sujeto en la ética del discurso de Kart-Otto Apel aplicada al problema de las directrices anticipadas en el ámbito de la ética biomédica.

Show simple item record

dc.contributor.advisor Cortina Orts, Adela es_ES
dc.contributor.author Siurana Aparisi, Juan Carlos es_ES
dc.contributor.other Universitat de València - FILOSOFIA DEL DRET, MORAL I POLÍTICA es_ES
dc.date.accessioned 2010-07-07T08:07:30Z
dc.date.available 2010-07-07T08:07:30Z
dc.date.issued 2001 es_ES
dc.date.submitted 2001-05-02 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/15476
dc.description.abstract RESUMEN Una directriz anticipada es una declaración, oral o escrita, dirigida al personal sanitario, donde una persona expone las formas de cuidado médico que aceptaría o rechazaría en una circunstancia médica específica, o quién debería tomar las decisiones si se vuelve incapaz de expresar sus preferencias. La tesis doctoral nos muestra qué aporta la idea de sujeto en la ética del discurso de Karl-Otto Apel al debate sobre la legitimidad de estos documentos. Apel maneja una noción de sujeto como ser con competencia comunicativa, es decir, con capacidad y derecho para defender argumentativamente sus propuestas, y las directrices anticipadas ponen ante nosotros a unos sujetos irreversiblemente inconscientes a los que acompaña una hoja firmada por ellos en la que expresan cómo quieren ser tratados. ¿Debe ser considerado como interlocutor válido un paciente que ha perdido irreversiblemente la competencia comunicativa? ¿Cómo y con quién deben realizarse los diálogos sobre las cuestiones que le afectan? En la primera parte del trabajo se describen los rasgos de la idea de sujeto en Karl-Otto Apel. Se distinguen seis rasgos básicos: sentido, intersubjetividad, criterio, reflexión, moral postconvencional y corresponsabilidad. En la segunda parte se aplican esos rasgos al problema de las directrices anticipadas. Se recurre al método de la ética aplicada como hermenéutica crítica, que nos pide conocer el ámbito en el que surge el problema, y por ello se ofrece una visión internacional sobre las metas de la medicina en el final de la vida y sobre los principios de la ética biomédica. A continuación se clasifican los argumentos sobre las directrices anticipadas en tres grupos: 1) Argumentos a favor por sus aspiraciones fundamentales. 2) Argumentos a favor si se cumplen ciertas condiciones. 3) Argumentos en contra. El trabajo ofrece un amplio listado de conclusiones. Entre ellas, cabe destacar que el rasgo de la reflexión es el método seguido por el sujeto para llegar a la fundamentación última, a los enunciados con pretensión de certeza, y que un enunciado con pretensión de certeza es el siguiente: Los sujetos deben poder expresar su voluntad anticipadamente sobre las cuestiones que les afectan. Negar esta afirmación es una autocontradicción preformativa. Las directrices anticipadas son una condición de posibilidad de la argumentación, tienen su fundamento en la lógica del lenguaje y, por lo tanto, son válidas para todas las culturas. Pero las directrices anticipadas, puesto que son realizadas en comunidades reales de comunicación, son falibles y revisables. Esta falibilidad continúa después de la pérdida de consciencia. Por ello, el representante debe poder actuar en contra de lo solicitado por el paciente en una directriz anticipada, bajo la idea de que alcanzaría un nuevo consenso con él en base a la nueva información obtenida. En este acto de interpretación debe decidirse lo que el paciente expresaría si conociera todos los datos relevantes en el momento de tomar la decisión. El trabajo concluye ofreciendo algunas condiciones para que las directrices anticipadas se realicen éticamente. Se destaca la importancia de formar al personal sanitario para conversar con los pacientes sobre la posibilidad de la muerte, y evitar la conspiración de silencio en el seno de la familia, y se dice que no debe aceptarse la fuerza legal de estos documentos si no es posible demostrar, a su vez, que se cumplieron las condiciones éticas que lo legitiman. Se incluyen amplios apéndices con referencias a códigos deontológicos de medicina y a la situación legal en diversos países, así como varios ejemplares de este tipo de documentos. ____________________________________________________________________________________________________ es_ES
dc.format.mimetype application/pdf es_ES
dc.language cat-en-es es_ES
dc.rights spa es_ES
dc.rights Copyright information available at source archive es_ES
dc.subject none es_ES
dc.title La idea de sujeto en la ética del discurso de Kart-Otto Apel aplicada al problema de las directrices anticipadas en el ámbito de la ética biomédica. es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.description.abstractenglish An advance directive is an oral or written statement, directed to the physician and the family, where a person exposes the forms of medical care that she would accept or would refuse in a specific medical circumstance, or who should make the decisions if she becomes unable to express her wishes. The author of this doctoral thesis shows what can provide the idea of subject in the discourse ethics of Karl-Otto Apel to the discussion on the ethical validity of these documents. Apel says that all beings capable of linguistic communication should be recognised as persons since in all their actions and expressions they are virtual speakers. But, should be considered as a communicative partner a person that has lost her communicative capacity but has written an advance directive? How should be made the dialogue on the questions that affect her? That is the problem affronted in this thesis. The author offers a classification of the arguments on advance directives following this structure: 1) Arguments for advance directives by their fundamental aspirations. 2) Arguments for them if certain requirements are fulfilled. 3) Arguments against them. Using concepts from the discourse ethics of Apel the author offers many conclusions. Among them, the author defends the universal validity of advance directives. Discourse ethics says that every person in the world share the feature of communicative competence. Because people have this competence they must recognise some logical rules of the argumentation. He defends that when a person rejects to express advance directives commits a fundamental logical mistake: performative selfcontradiction, then the fact of rejecting them is also an advance directive. These documents also reduce the asymmetries between the physician, the patient and the other people affected, and look for the consensus between them. Assuming the discourse-ethical principle of co-responsibility he also recognises what kind of changes must take place in the different societies and in the doctor-patient relationship before to authorise the legal introduction of those documents in the different countries of the world. In one of the appendixes, the author includes documents of advance directives from some countries in the world. es_ES

View       (20.34Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics