Influencia del ejercicio físico intenso y prolongado sobre los principales parámetros bioquímicos relacionados con la nefrolitiasis.
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Influencia del ejercicio físico intenso y prolongado sobre los principales parámetros bioquímicos relacionados con la nefrolitiasis.

DSpace Repository

Influencia del ejercicio físico intenso y prolongado sobre los principales parámetros bioquímicos relacionados con la nefrolitiasis.

Show simple item record

dc.contributor.advisor Montoliu Nebot, Joaquín es_ES
dc.contributor.advisor Rodríguez Jerez, Argimiro es_ES
dc.contributor.author Arasa Gil, Manuel es_ES
dc.contributor.other Universitat de València - FISIOLOGIA es_ES
dc.date.accessioned 2010-07-07T08:03:17Z
dc.date.available 2010-07-07T08:03:17Z
dc.date.issued 2008 es_ES
dc.date.submitted 2008-05-30 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/15119
dc.description.abstract RESUMEN El ejercicio físico intenso y prolongado es uno de los principales factores de estrés físico a los que puede verse sometido el organismo, siendo por ello causa de importantes alteraciones de la homeostasis. En tales circunstancias, los diferentes aparatos y sistemas del organismo sufren las pertinentes modificaciones funcionales con el fin de mantener la constancia del medio interno. El riñón, ante los cambios producidos responde con la formación de un orina por lo general escasa, concentrada, ácida, y con una composición de solutos y un sedimento urinarios bastante diferentes a los encontrados en condiciones de reposo. La cuestión es si una orina con estas características favorece el proceso de la litogénesis y a la vez, si este proceso está o no aumentado durante las horas y días siguientes a la finalización del ejercicio físico. El presente estudio ha sido realizado sobre una muestra total de 35 sujetos varones, todos ellos deportistas entrenados, sin antecedentes clínicos personales o familiares de nefrolitiasis y que no presentan antecedentes clínicos personales de insuficiencia renal crónica y/o enfermedades metabólicas relacionadas directa o indirectamente con la nefrolitiasis. A cada uno de ellos se les ha realizado una prueba de esfuerzo con análisis de gases expirados para obtener sus umbrales anaeróbicos (VT2). A su vez, a partir de los datos personales y antropométricos, se les ha instaurado una dieta personalizada, normocalórica y con igual distribución de nutrientes para todos ellos. Cada sujeto ha seguido la dieta como mínimo desde 4 días antes hasta 4 días después de la realización de la prueba de campo, siendo libre en todo momento la ingesta de agua. Dichos sujetos han realizado un ejercicio físico de larga duración (90 minutos), a una intensidad correspondiente con el VT2 de cada uno de ellos y durante el cual sólo han ingerido agua corriente ad libitum. Antes y después del ejercicio han sido pesados y se han obtenido muestras de sangre venosa para la determinación de: calcio, fosfato, ácido úrico, citrato, magnesio, zinc, urea, creatinina, sodio, potasio y cloro y de orina para la determinación de: pH, densidad, oxalato, calcio, fosfato, ácido úrico, citrato, magnesio, zinc, creatinina, sodio, potasio y cloro. Asimismo, durante los cuatro días siguientes a su finalización se les ha tomado muestras de orina y datos de su peso corporal a las 8 horas y a las 20 horas y también durante los primeros dos días post-esfuerzo se les ha tomado muestra de sangre venosa a las mismas horas para analizar los parámetros expuestos anteriormente. Para la valoración del riesgo litógeno hemos considerado si el valor de las concentraciones de los parámetros medidos y de los INRILI estaban dentro o fuera del rango de normalidad, si se cumplían los criterios de Conte y cols (1999), y/o el valor del criterio escalar. Los resultados obtenidos en este trabajo sugieren que durante el ejercicio físico de alta intensidad y larga duración, y con un grado de deshidratación no superior al 1,6% del peso corporal, no hay un aumento del riesgo litógeno ni de la cristaluria, tanto de forma inmediata como en los cuatro días siguientes a su realización. También parece haber un cierto margen de deshidratación, no superior a ese 1,6%, durante el cual las concentraciones séricas de los parámetros analizados en nuestro estudio se mantienen dentro del rango de normalidad. A la vez, los cambios inducidos sobre las concentraciones urinarias de cualquiera de los parámetros de estudio, ya han revertido a las 24 horas después de la finalización del ejercicio. __________________________________________________________________________________________________ es_ES
dc.format.mimetype application/pdf es_ES
dc.language cat-en-es es_ES
dc.rights spa es_ES
dc.rights Copyright information available at source archive es_ES
dc.subject none es_ES
dc.title Influencia del ejercicio físico intenso y prolongado sobre los principales parámetros bioquímicos relacionados con la nefrolitiasis. es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.description.abstractenglish Long term intense physical exercise is one of the principle factors of physical stress to which our body can be subjected, causing important alterations of homeostasis. Under such circumstances the kidneys respond with changes in the formation of urine which have traditionally been connected with the appearance of kidney calculus. The question is whether urine with these characteristics favours the process of lithogenesis and also if this process increases during the hours or days that follow the cessation of the physical exercise. The present study was carried out on a total of 35 healthy male volunteers. Each one of them was subjected to a stress test including an analysis of exhaled gases in order to obtain their anaerobic thresholds (VT2). They were also given a personalised normocaloric diet with an equal distribution of nutrients for each one of them. These individuals performed physical exercise over an extended period (90 minutes), at a rate of intensity in accordance with their personal VT2, during which they drank plain water ad libitum. They were weighed both before and after the exercise and venous blood samples were taken in order to measure the following: calcium, phosphates, uric acid, citrate, magnesium, zinc, urea, creatinine, sodium, potassium and chlorine. In addition to this, during the two (1) and four (2) days following the exercise, samples of (1) venous blood and (2) urine were taken from each person, together with details of their body weight, at 08.00 hours and at 20:00 hours. The results which were obtained from this experiment suggest that during intense exercise over an extended period and with a degree of dehydration not above 1.6% of the body weight, an increased risk of lithogenesis or of crystalluria does not exist immediately after the exercise nor in the four subsequent days. es_ES

View       (5.524Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics