Evaluación de la calidad de vida en los pacientes con fisura anal crónica y esfinterotomía lateral interna.
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

Evaluación de la calidad de vida en los pacientes con fisura anal crónica y esfinterotomía lateral interna.

DSpace Repository

Evaluación de la calidad de vida en los pacientes con fisura anal crónica y esfinterotomía lateral interna.

Show simple item record

dc.contributor.advisor Espí Macías, Alejandro es_ES
dc.contributor.author Carro García, Victoria es_ES
dc.contributor.other Universitat de València - CIRURGIA es_ES
dc.date.accessioned 2010-07-07T15:34:27Z
dc.date.available 2010-07-07T15:34:27Z
dc.date.issued 2008 es_ES
dc.date.submitted 2008-09-19 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/15901
dc.description.abstract RESUMEN La fisura anal crónica afecta a la calidad de vida de los pacientes, y actualmente la esfinterotomía lateral interna continúa siendo el tratamiento de elección. Objetivo: Analizar el trastorno que produce la sintomatología anal crónica propia de fisura en la calidad de vida de los pacientes, y comparar la clínica y la calidad de vida de los pacientes antes y después de la esfinterotomía quirúrgica. Pacientes y métodos: Estudio prospectivo con 60 pacientes, con fisura anal crónica idiopática sometidos a esfinterotomía lateral interna abierta, sin ingreso hospitalario. Se realiza un estudio específico de la sintomatología de la fisura anal y de la calidad de vida con un cuestionario específico de fisura anal, en el que se incluye la escala de incontinencia Wexner, y el cuestionario genérico de calidad de vida SF-36. Ambos cuestionarios se administraron a los pacientes el mismo día de la intervención para ser auto contestados previamente a la cirugía, y al mes de la operación. Resultados: Antes de la cirugía, el 70 % de los pacientes tenía proctalgia casi siempre o siempre, con una intensidad que obligaba a tomar analgésicos, y el 58 % tenía escozor anal casi todos los días con una intensidad moderada-importante. En cuanto a la rectorragia, algunos pacientes sangraban alguna vez y otros frecuentemente o casi siempre. El 65 % de los pacientes tenía una continencia perfecta, presentando el 35 % restante algún problema de incontinencia aunque ningún paciente necesitaba utilizar compresa, ni tenía afectación de su vida habitual. Con el SF-36 se detectó una mayor afectación del dolor corporal, con disminución también del rol físico, percepción de salud, vitalidad y salud mental. Las mujeres tenían con más frecuencia dolor, más sangrado y más prurito, así como menor función física, mayor dolor corporal, menor salud mental, y menor rol psíquico que los hombres (P ≤ 0.05). El género no afecta a la incontinencia anal, como tampoco la edad de los pacientes, que en general tampoco afecta a ninguna de las variables del estudio, ni la duración de la fisura por encima del año afecta a la salud física y mental. Los pacientes tratados previamente con esfinterotomía química o cirugía tienen menor frecuencia e intensidad del dolor, y menor frecuencia de prurito anal, sin que se afecten los dominios de calidad de vida. Los pacientes con diabetes presentan tasas más altas de incontinencia anal, pero sin diferencias estadísticamente significativas. Los pacientes con comorbilidad importante, de tipo oncológico, tienen peor percepción de salud, sin que se afecten el resto de dominios del SF-36. En general, en relación directa con los síntomas de fisura anal, se afectan todos los dominios de calidad de vida, especialmente los propios del aspecto físico. En el postoperatorio, el 100 % de los pacientes mejoró de la sintomatología de la fisura, con una tendencia elevada a la curación, no incluyendo el índice exacto de curación por tratarse de un estudio a corto plazo. Todas la variables del estudio, tanto clínicas como de calidad de vida presentaron una clara mejoría tras la esfinterotomía (P ≤ 0.05). La mejoría de la intensidad del dolor y de la frecuencia del prurito anal son las que más influyen en una mejor calidad de vida relacionada con la salud. Conclusión: La esfinterotomía lateral interna abierta, realizada por cirujanos expertos en cirugía anorrectal, consigue una rápida mejoría de los síntomas, afectando de forma beneficiosa en la calidad de vida relacionada con la salud, y además la técnica es sencilla, pudiendo realizarse de forma ambulatoria con anestesia local. __________________________________________________________________________________________________ es_ES
dc.format.mimetype application/pdf es_ES
dc.language cat-en-es es_ES
dc.rights spa es_ES
dc.rights Copyright information available at source archive es_ES
dc.subject none es_ES
dc.title Evaluación de la calidad de vida en los pacientes con fisura anal crónica y esfinterotomía lateral interna. es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.description.abstractenglish Chronic anal fissure affects quality of life, and lateral internal sphincterotomy is the treatment of choice. Objective: To analyse the upheaval to quality of life caused by chronic anal fissure symptomatology, and compare the clinical history and quality of life of patients before and after surgery. Patients and methods: A prospective study of 60 patients suffering from chronic idiopathic anal fissure subjected to open lateral internal sphincterotomy, without hospital admission, using a questionnaire specific to anal fissure, including the Wexner scale and the SF-36 generic quality of life questionnaire. The patients are given both questionnaires the same day as the operation to be answered before and one month after surgery. Results: Before surgery, 70 % of patients had proctalgia always or almost always, the intensity making it necessary to take analgesics, and 58 % had anal stinging of moderate-severe intensity almost every day. With regard to rectal bleeding, the results were more variable. Sixty-five per cent of patients had perfect continence, while the remaining 35 % displayed some incontinence difficulty although no patient needed to use sanitary pads, nor was their daily life affected. The SF-36 detected a greater degree of corporal pain, plus a reduction in physical capacity, health perception, vitality and mental health. Women were more prone to pain, bleeding and pruritus, displaying reduced physical ability, greater corporal pain and less psychic response than men (P ≤ 0.05). Patients treated previously with chemical or surgical sphincterotomy suffer pain less frequently and of a lesser intensity, have less anal pruritus, and their quality of life is unaffected. Generally, as a direct result of anal fissure, all quality of life domains are affected. Postoperatively, 100 % of the patients improved fissure symptomatology, with a marked tendency towards a cure. All study variables, both clinical as well as quality of life, presented a clear improvement after sphincterotomy (P ≤ 0.05). Improvement in pain intensity and anal pruritus frequency contributes most to a better quality of life healthwise. Conclusion: Open lateral internal sphincterotomy achieves a rapid improvement in symptoms benefitting quality of life healthwise, the technique being simple and performable in Outpatients. es_ES

View       (4.299Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics