El proceso de cambio en la adicción a la heroína: un análisis a través de metodologías cualitativas.
NAGIOS: RODERIC FUNCIONANDO

El proceso de cambio en la adicción a la heroína: un análisis a través de metodologías cualitativas.

DSpace Repository

El proceso de cambio en la adicción a la heroína: un análisis a través de metodologías cualitativas.

Show simple item record

dc.contributor.advisor Bueno Abad, José Ramón es_ES
dc.contributor.author Albiach Catalá, María Carmen es_ES
dc.contributor.other Universitat de València - PSICOBIOLOGIA I PSICOLOGIA SOCIAL es_ES
dc.date.accessioned 2010-07-07T08:06:46Z
dc.date.available 2010-07-07T08:06:46Z
dc.date.issued 2003 es_ES
dc.date.submitted 2003-09-15 es_ES
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10550/15399
dc.description.abstract RESUMEN Partimos de la concepción del cambio en adicciones como un proceso y no como un suceso dicotómico en el que se pasa del uso continuado de la sustancia a un estado de abstinencia permanente. Los objetivos de la presente investigación son tratar de aprehender los factores psicosociales que intervienen tanto en los procesos de adicción, como en los de cambio en el estilo de vida en la adicción a la heroína y profundizar en el conocimiento de la forma en que inciden los elementos psicológicos, terapéuticos y del entorno en el proceso de recuperación e integración social. Las entrevistas en profundidad (EP) a cinco profesionales de la psicología con contrastada experiencia en este campo y los relatos de vida (RV) de cinco heroinómanos, cuyo periodo adictivo transcurrió durante la década de los ochenta, están más de tres años deshabituados y con un evidente cambio de estilo de vida, son los métodos utilizados para analizar los conocimientos adquiridos a través de la experiencia profesional o personal. Las EP nos muestran los aspectos personales, sociales y relativos a la sustancia, previos, durante y posteriores a la abstinencia favorecedores o dificultadores (en ningún caso imposibilitadores) del inicio y mantenimiento del cambio de estilo de vida en función de su número, ponderación e interacción en un espacio y en un tiempo. Con los RV vislumbramos además, toda la riqueza de matices de una vida plagada de vivencias y una contextualización histórica del curso vital de los interlocutores. No es posible establecer el perfil del toxicómano que permita predecir su evolución hacia la recuperación a partir de los diferentes factores aportados, observados y analizados. Sí es posible determinar un historial, unas circunstancias tanto personales como sociales, concretas que en un momento de la evolución de la conducta interaccionan consiguiendo un equilibrio compensado entre sus deseos de cambio, sus recursos personales y de apoyo que le permiten progresar hacia la recuperación. La existencia de una conjunción de algunos factores propiciatorios que vayan combinándose y fortaleciéndose a lo largo del proceso y cimentando los iniciales deseos de cambio provocados por una forma de vida que resulta insoportable hará que las posibilidades sean mayores, y que más factores negativos implican mayor dificultad para consolidar el cambio, incluso en los casos en que la motivación es elevada. Los factores psicológicos y sociales son mucho más relevantes en el mantenimiento de la abstinencia y el cambio de estilo de vida que los factores relativos a la sustancia. Encontramos variables psicosociales previas a la adicción, que en si mismas y por su influencia en la configuración de la personalidad, cumplen un papel clave en la posterior recuperación: la transmisión de valores, la cohesión familiar, la edad y el motivo de inicio, la salud mental, las relaciones de iguales, etc. Así mismo, un mayor nivel de integración social previo y durante la etapa adictiva se revela como un elemento favorecedor del cambio. Durante la etapa de tratamiento el apoyo social (institucional y del entorno más íntimo) aparece como un elemento necesario para cimentar el cambio tanto por las propias transacciones de ayuda como por la necesidad de tener personas en las que apoyarse y a través de las cuales se justifique una parte del esfuerzo y la perseverancia. Las familias cohesionadas que establecen límites claros, flexibles consistentes y coherentes con los valores familiares y cuyas relaciones se basan en el afecto constituyen un apoyo en la recuperación, mientras que las muy patológicas pueden entorpecer el proceso. Así mismo, la motivación interna o externa, la autoeficacía percibida, las expectativas de éxito, las ganancias anticipadas o vividas etc., constituyen aspectos personales positivos para el cambio mientras que la comorbilidad psiquiátrica entorpecerá en mayor o menor medida el proceso. No obstante, debemos tener en cuenta, que el criterio relativo a la inserción social, en la selección de la submuestra de los toxicómanos recuperados, excluye a los que sufren psicopatología aguda, pues la propia enfermedad mental, no les permite normalizar su vida aunque consiguieran mantenerse abstinentes. Ningún tratamiento se revela como el más potente o ideal para todos los casos y en diferentes situaciones sino que se apuesta por los programas individualizados atendiendo a la demanda y, a la realidad personal y social de cada individuo. Cuando exista carencia de recursos personales y/o sociales es mejor recurrir a programas con objetivos menos ambiciosos y más a largo plazo. La experiencia acumulada durante las etapas previas de deshabituación y la propia recaída supone un aprendizaje y por la experiencia que aportan le pueden preparar para un próximo intento. La integración laboral es un criterio de integración social fundamental pero no el único ni el prioritario a corto plazo. A menudo, la incorporación precipitada al mundo laboral constituye un factor de riesgo de recaída, debido a la disponibilidad de dinero. Un análisis exhaustivo del devenir en la etapa post-abandono, nos permite inferir que no solo se ha conseguido la extinción de la conducta adictiva, sino también consolidar el cambio de estilo de vida y la estabilidad de una vida satisfactoria en un entorno social normalizado. Es posible concluir el proceso de recuperación y, vivir emocional y afectivamente al margen del pasado sin necesidad de llevar una vida rígida y estructurada, empleando frecuentemente estrategias de afrontamiento, por temor a una recaída. __________________________________________________________________________________________________ es_ES
dc.format.mimetype application/pdf es_ES
dc.language cat-en-es es_ES
dc.rights spa es_ES
dc.rights Copyright information available at source archive es_ES
dc.subject none es_ES
dc.title El proceso de cambio en la adicción a la heroína: un análisis a través de metodologías cualitativas. es_ES
dc.type info:eu-repo/semantics/doctoralThesis es_ES
dc.description.abstractenglish The investigation is aimed at determining the psychosocial factors involved in addiction processes and lifestyle changes in heroin addicts, as well as at expanding current knowledge related to the incidence of psychological, therapeutic and environmental aspects in the recovery process of such addicts. The methods employed were: five in-depth interviews (IDIs) with psychologists; the life stories of five former heroin addicts who had abstained from consumption for at least three years and who had experienced evident lifestyle changes. The In-depth Interviews reveal personal, social and substance-relative aspects existing prior to, during and following the period of abstinence and which, change in relation to their number, incidence and interaction within a given environment and time, are favourable and/or restricting (although not preventative) to the commencement and maintenance of the new lifestyle. The Life Stories present detailed accounts of lives replete with experiences and serve to locate the process in a historical context. Prior psychosocial variables, which, in their own right and as a result of their influence in the configuration of a personality, play a key role in the posterior recovery: the transmission of values, family cohesion, initiation age and motive, mental health, peer relationships and social integration. Social support (institutional and intimate), motivation, the perception of self-sufficiency, mental health and the gains obtained through the lifestyle change all effect a powerful influence on the evolution. The analysis of the post-abandonment stage allows us to infer that not only has the extinction of the addictive behaviour been obtained, but also a degree of stability within a normalised social environment and the ability to live free and emotionally independent of the past without fear of a relapse. es_ES

View       (2.214Mb)

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Search DSpace

Advanced Search

Browse

Statistics